Juntos de a tres

Hoy es miércoles, con m de maternidad y quiero contarles un poco sobre una búsqueda  que me llevó casi un año y que finalmente finalicé la semana pasada. Soy una madre pesada.  Me gusta el diálogo con mis hijos y lo fomento. Cuando tenía una sola, íbamos y veníamos a todos lados en cochecito (finalizada la etapa wawita) Primero el grande (esos que te comprás para encajarle el huevito y que son como un auto chiquito), luego el paragüitas y cuando llegó mi hijo menor tuvimos que buscar una opción diferente, para llevar a dos (duré muy poco con uno en la wawita y la otra en el cochecito, mi espalda pedía recambio). En su momento encontré un cochecito que permitía llevar al menor adelante -primero encajando el huevito- sentado y a la mayor sentada o parada atrás y cerca mío, porque lo que quería seguir haciendo era charlar con ella en nuestras salidas.

product_2716527hd

Seguir leyendo “Juntos de a tres”