Una de las combinaciones que más me gusta usar, aunque la uso menos de lo que me gustaría, es el rojo y el azul.