Muchas que me conocen, saben que soy fundamentalista de las máscaras de pestaña. Jamás salgo de casa sin las pestañas maquilladas, sino siento que estoy desnuda.

Hoy voy a recomendarles «Baby Doll eyes» de Lancome.

20180802_111453

El cepillo es bastante clásico, se achica en la punta, lo que permite llegar a las pestañas más pequeñas y definirlas con facilidad. El negro es un negro intenso que queda divino.

Se retira con desmaquillante para ojos -porque es bastante dificil de sacar pese a no ser waterproof-

Me dura todo el día sin necesidad de reaplicar. Realmente vale la inversión y dura muchísimo.