Hace un par de meses, en plena pandemia, le encontré la vuelta a mi biblioteca del living -que va de pared a pared, tiene como 50 años y no quería pintarla-

Me topé con Geraldine de Anima deco y me resolvió el dilema que me tuvo con incertidumbre muchísimos años: un vinilo.

Para que puedan verlo bien, les dejo el video en el que muestro la colocación desde 0 para que vean como quedó y se animen a cambiar un espacio con poco.