Buenos Aires—>Visita a la Casa Rosada

Este año me propuse conocer más del lugar en el que vivo: Buenos Aires.

Cuando estoy de vacaciones siempre recorro un montón y me di cuenta que no conozco tanto de mi ciudad, asi que me propuse hacerlo.

El fin de semana fui a conocer la Casa Rosada y realmente es un paseo que recomiendo.

Para visitarla, hay que anotarse en la web, es gratuita y dura apróximadamente una hora. Nosotros fuimos con los chicos (7 y 5) y la pasaron bárbaro.

Esta gran escalera de mármol de Carrara blanco con veta gris conduce a la sala de periodistas. La existencia de la sala de periodistas data de la década de 1940, durante la gestión del presidente Ortiz.

La entrada principal a la Casa Rosada está ubicada en la fachada norte, sobre la avenida Rivadavia, lugar donde se encuentra la explanada por la que ingresan el Presidente de la Nación, los ministros y algunos invitados especiales. Por ella se accede a un importante vestíbulo, el “Hall de Honor”, conocido también como “Galería de los Bustos Presidenciales”. Ahí encontrarán los bustos (no todos) de los presidentes de nuestra nación.

El patio de las palmeras es precioso, digno de fotografiar. Tiene ese nombre por las cuatro palmeras yatay.

El piso del patio y las galerías era de gres inglés (en cerámica esmaltada inglesa) con figuras geométricas de varios colores y baldosas lisas combinadas en dos tonos. Sin embargo, debido a su desgaste, el piso original fue reemplazado por baldosas fabricadas especialmente en Italia con idéntico diseño.

 

El salón de los científicos del bicentenario en donde exhiben las fotografías de Emma Pérez Ferreira, Florentino Ameghino, Gregorio Klimovsky, José Antonio Balseiro, Jorge Alberto Sábato, Manuel Sadosky, Francisco Pascasio Moreno, Ramón Carrillo, Rebeca Gerchsman, René Gerónimo Favaloro y Salvador Mazza. También se destacan tres Premios Nobel: Bernardo Alberto Houssay, Luis Federico Leloir y César Milstein.

Los pisos de ese salón son de madera e irresistiblemente fotográficos.

Al salón Eva Perón y a los despachos vicepresidenciales y presidenciales se accede a traves de una hermosa galerçia (que tiene este techo que se ilumina con luz artificial pero parece que entrara el sol directo) en donde en una pared se encuentra un gran cuadro de Eva y Domingo Perón y del otro lado, una obra del Glaciar Perito Moreno de Helmut Ditsch.

El salón Eva Perón se divide en dos grandes espacios, uno con sillones y el escritorio y otro, un gan salón con una gran mesa donde actualmente se hacen las reuniones de gabinete.

 

El Salón Blanco es una maravilla. Originalmente concebido como lugar de recepciones, es el salón principal del Palacio debido a sus funciones y tamaño. Aquí se realizan los actos de mayor trascendencia, tales como la entrega, por parte del presidente saliente, de los atributos de mando (banda y bastón presidencial) al nuevo presidente. También se llevan a cabo las ceremonias de juramento de los Ministros y Secretarios de Estado, las recepciones de invitados especiales, las firmas de tratados internacionales.

Un dato de interés, es mucho más chico de lo que parece por televisión y ésto se debe a sus puertas espejadas que le dan amplitud. Es simplemente espectacular.

En el techo, se observa una pintura sobre tela del artista italiano Luis De Servi realizada en 1910 en homenaje al Centenario del 25 de Mayo de 1810. Es una alegoría que conmemora dos momentos claves de nuestra historia: la Revolución de Mayo de 1810 y la Declaración de la Independencia de 1816.

El piso de roble de Eslavonia fue traído de Bruselas en 1903 y, en 2010, fue restaurado para los festejos del Bicentenario de la Revolución de Mayo.

Mención aparte merece la Galería de los vitrales,  se convirtió en un ámbito cerrado como parte de las remodelaciones decididas por Roque Sáenz Peña hacia 1910. Este presidente fue el único mandatario que utilizó la Casa Rosada como vivienda permanente. Por ello, los ventanales tenían como propósito resguardar su intimidad familiar. En la recorrida nos contaron que como el presidente Saenz Peña padecía una enfermedad que no le permitía movilizarse con mucha facilidad (diabetes) decidió hacer de la casa de gobierno, su casa.

Los despachos de la vicepresidente y del presidente no se pueden fotografiar por un tema de seguridad, solo hay fotos oficiales.

La escalera de Honor (o escalera Francia) lleva este nombre porque en su rellano se exhibe un importante gobelino, obsequio de la República Francesa a la República Argentina por el Centenario del 25 de Mayo de 1810. Fue tejido en la Manufactura de Gobelinos de París, sobre cartón del pintor Alfredo Roll, representa al General San Martín montado en un corcel blanco y guiado por dos glorias aladas. Tiene en su parte final un fresco (actualmente está en reparación en Francia de donde es originaria y pronto volverá al país y será exhibida en el Museo de Bellas Artes durante un tiempo) sobre San Martín que es realmente precioso.

Francia1

Esta escalera es utilizada por el Primer Mandatario y sus invitados especiales, ya que es el acceso principal a los recintos presidenciales en el primer piso.

Por último, la foto que cierra este posteo es el ascensor presidencial, que es un chiche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s