Una de las prendas básicas que no deben faltar en nuestro placard, así como el vestido negro y un buen blazer, es la camisa blanca. Todas tenemos una versión medio formal que nos ha salvado en más de una oportunidad. Si te gustan, aprovechá la tendencia y comprate más, porque se vienen con todo y para todas las ocasiones.

Lo que más me gusta de esta prenda no es sólo su versatilidad -podés usarla con unos jeans y estás estilo tranqui para ir a laburar o te ponés un short de lentejuelas y la rompés en un evento- sino que es una prenda que encontrás en casi cualquier colección de cualquier marca, con lo cual, no hace falta fundirnos para tener una bien linda que podamos usar.

Una de las versiones que más me gusta es como queda con faldas largas, me parece super original y chic.

Y ustedes, cómo la usan?