Esta temporada -y un poco del pasada, sobre todo en el hemisferio norte- el pink nude se postula como uno de los colores preferidos del verano.

Es bien veraniego y me atrevo a decir que es bastante sentador. Te da un cierto color y es chic.
Creo que se luce bastante con colores fuertes y me parece que es una buena variante para dejar descansar un poco al blanco en las fiestas de verano.

Es un color que va con todo. Animate a usarlo con azul, vas a resaltar un montón!


Les gusta? Se suman a la tendencia!?
Buen viernes!